Fernando vive el fin de una “odisea”

La cara de felicidad de Fernando Albán tiene un motivo: en el pasado quedó su trajín de traer agua desde un canal lejano para regar sus cultivos. Hoy la plantación que tiene Fernando, de plátano y cacao, es regada de manera continua y tecnificada gracias al proyecto de riego parcelario, que actualmente tiene un 80% de avance. “Estamos agradecidos por ese beneficio que se nos está brindando a toda la comunidad; ahora podremos producir más, gracias a que ya tenemos lo más importante, el agua”, expresó Fernando. Así como Fernando otros 36 agricultores del sector Las Ardillas se benefician con el riego parcelario, un proyecto impulsado por el GAD Municipal de Rocafuerte y financiado por el Banco Mundial con casi 400 mil dólares de crédito no reembolsable, es decir que ni la municipalidad ni los agricultores deberán pagar el dinero invertido. A este lugar acudió Patricio Zambrano Macías, alcalde de Rocafuerte, y Raúl Cedeño, director distrital del Ministerio de Agricultura y Ganadería, quienes verificaron la operatividad del sistema de riego por microaspersión. Posteriormente se dirigieron a la comunidad El Cardón, donde se desarrollará un proyecto de similares características, pero mucho más grande. Ahí se prevé invertir más de 1,5 millones dólares para regar 127 hectáreas.