ROCAFUERTE CONMEMORA 169 AÑOS DE CANTONIZACIÓN CON OBRAS EN VIALIDAD Y SERVICIOS BÁSICOS

Rocafuerte, 30 de septiembre de 2021

El Municipio de Rocafuerte conmemoró los 169 años de cantonización con una sesión solemne a la acudieron autoridades provinciales y nacionales. En este espacio, el alcalde Patricio Zambrano Macías ratificó su compromiso que el 90% de los ciudadanos residentes en el cantón cuenten con el servicio ininterrumpido de agua potable domiciliaria en el 2023 y completar el proceso de regeneración urbana del centro de la urbe, incluida la apertura del “Nuevo Polo de Desarrollo”.

El trabajo de su administración en lo referente a la dotación de este servicio ha incluido la puesta en marcha de la planta de tratamiento localizada en la comunidad de Valdez y con capacidad para procesar 1.000 metros cúbicos por día, la ampliación de las redes de distribución y mejora de la calidad y eficiencia del sector. Con esto el 100% de la población urbana tiene acceso a agua potable las 24 horas.

El cabildo se encuentra trabajando en la construcción de una planta compacta en la Zona Alta y la II Fase del Plan de Agua Potable, cuyo financiamiento depende del Gobierno Nacional. Con estas acciones se prevé asegurar  la disponibilidad y la  gestión sostenible  del  agua en su jurisdicción. En el 2022 se prevé ampliar ampliar la cobertura del alcantarillado sanitario en la zona urbana, en el marco de una estrategia global para mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos.

“En esta conmemoración de los 169 años de cantonización de Rocafuerte quiero ratificar ante mi pueblo mi compromiso de trabajar en la transformación de nuestra ciudad en uno de los polos de desarrollo de la provincia y del país. Cada decisión que adoptamos desde esta, la casa de los rocafortenses, apuntan a construir un cantón en el que todos podamos vivir de manera próspera y justa”, aseguró el burgomaestre en su discurso de orden.

“Recibimos un cantón en el que seis de cada 10 habitantes tenía agua potable de manera continua. La meta de mi administración es que para el 2023, el 90% de todos los residentes de este cantón tengan agua de calidad, incluidas las zonas urbana y rural. Cuando dicen que mi administración es la del agua….yo digo: ¡Gracias! No hay mayor satisfacción que cumplir con un anhelo de los rocafortenses que, tras décadas de desidia, ejercen un derecho al igual que los ecuatorianos que viven en Quito, Guayaquil, Cuenca, Portoviejo, Manta”, agregó.

DESARROLLO RURAL

En este sentido, Zambrano afirmó que continuará con el plan vial integral rural más importante de las últimos años: No hacemos solo vías, como obstinadamente algunos  quieren denostar y despreciar este tipo de obras. los caminos rurales son parte de las condiciones necesarias para un acceso igualitario a los servicios de salud, educación y justicia, así como a otros servicios sociales y administrativos necesarios para un desarrollo con igualdad.

En nuestros primeros dos años de gestión hemos reconstruido 75 kilómetros de vías rurales. Y en las próximas semanas, el Municipio y el Gobierno Provincial emprenderemos en la reconstrucción de otros 64 kilómetros de vías de 21 comunidades rurales, tanto en las zonas Alta y Baja del cantón. Hablamos de las comunidades de Buenos Aires, Centro, Cerro Verde, La Jagua, Los Ríos, Muyuyo, Valdez, Tierra Bonita, entre otras.

Dado que la agricultura de riego es, en promedio, al menos dos veces más productiva por unidad de tierra, tiene un importante efecto de amortiguación contra el aumento de la variabilidad climática y permite una diversificación de los cultivos más segura, sin duda alguna el riego seguirá siendo otro de las prioridades de nuestra gestión. Para el 2023, estarán en plena operación los sistemas de riego “Las Ardillas”, “El Cardón” y “La Pipona” que, en conjunto irrigarán 680 hectáreas. Vamos a trabajar en subproyectos de riego para “El Cardón”, “Las Papayas”, “Las Peñas” y “Valdez”.

En diálogo con el Gobierno Nacional, “estamos solicitando la legalización del uso del agua del acueducto “La Esperanza” para el riego e otras 1.500 hectáreas productivas con la generación de más de 3.000 plazas de empleo. A esto se suma las 180 reservorios y albarradas que entregaremos a las comunidades”, afirmó.

DESARROLLO URBANO

La ciudad adoptó un modelo de ocupación territorial que tiene como objetivo generar condiciones de planificación urbana, ordenamiento territorial, infraestructura y movilidad para el logro de espacios urbanos y rurales resilientes y sostenibles. Así en las próximas semanas entrará en operación el “Nuevo Polo de Desarrollo”, un espacio zonificado con vocación y potencialidad para las actividades productivo – comerciales capaz de atraer inversión en servicios, facilidades e infraestructura para promover el desarrollo económico local.

El “Nuevo Polo de Desarrollo”, ubicado en el noreste del casco urbano, incluye a la nueva terminal terrestre que, con una extensión de 3.600 metros cuadrados, acogerá a las empresas que prestan el servicio de transporte intercantonal e interprovincial, a través de 310 frecuencias diarias. La obra requirió una inversión de USD 500.000 y contempla 11 oficinas para boleterías, cinco locales comerciales, sala de espera, baterías sanitarias, área para encomiendas y medidas de accesibilidad.

La operación del terminal pondrá fin a la operación de los mini-terminales que las cooperativas habilitaron en el centro de la ciudad, lo que ponía en riesgo la seguridad de sus usuarios y la libre circulación vehicular. Contará con equipamiento arquitectónico, eléctrico, electrónico e hidrosanitario en las edificaciones, además, de un sistema de monitoreo y seguridad permanente.

Los habitantes de Rocafuerte igualmente se beneficiarán de la inauguración del nuevo mercado central. La actual administración destinó USD 343.205,47 para obras complementarias que aseguren que la comercialización de víveres, abastos y productos sensibles como carnes y mariscos se hagan respetando las normas de bioseguridad, precautelando así la salud de los clientes.

En octubre abriremos las puertas del “Nuevo Polo de Desarrollo”, indicó Zambrano.

La regeneración vial avanza igualmente en otros sectores. La calle Bolívar, la arteria central de la ciudad, será intervenida con una inversión de USD 500.000 aportados por el Municipio y el Gobierno Provincial.

Se reconstruirá 300 metros de la vía principal, aceras, bordillos. Habrá soterramiento eléctrico y de la telefonía, arborización y mobiliario urbano.  Tendremos una vía de primer orden para impulsar el comercio, el turismo y la convivencia entre todos, en línea con la nueva ciudad que todos soñamos. La obra se completará en el primer semestre del 2022.

Otras calles, como la Pichincha, y la 30 de Septiembre, también están siendo intervenidas para dotarlas de Iluminación ornamental, rampas peatonales y vehiculares, ciclovía y más espacio para la circulación segura de los peatones.