MUNICIPIO DE ROCAFUERTE AVANZA CON PLAN PARA LA DOTACIÓN DE AGUA POTABLE PARA NUEVE COMUNIDADES DE LA ZONA ALTA

El Municipio de Rocafuerte avanza con el plan para la dotación de agua potable para los residentes de nueve comunidades de la Zona Alta, una área que históricamente ha carecido de la provisión del líquido vital con un impacto directo en la calidad de vida y economía de sus residentes. Este miércoles, 10 de noviembre arribaron al cantón los equipos del sistema de potabilización que son parte de la nueva planta de agua ubicada en el sector de Horno de Pan.

Los equipos recorrieron más de 400 kilómetros desde la fábrica en Cuenca y fueron recibidos simbólicamente en la explanada frente al nuevo Mercado Central, en el Nuevo Polo de Desarrollo,  por autoridades y ciudadanos. Posteriormente, en una emotiva caravana se los trasladó e instaló en la nueva planta, que se erige en un terreno de 300 metros cuadrados y que captará el agua del acueducto La Esperanza y luego lo distribuirá a los beneficiarios.

La planta, tipo modular, entrará en operación en las próximas semanas y permitirá dotar de agua potable a nueve comunidades del cantón, que albergan a unas 700 viviendas, con una población beneficiaria de alrededor de 3.500 ciudadanos que se ubican en Horno De Pan, El Muyuyo, El Guarango, El Motete, Paja Colorada, El Cerro, Tierra Bonita, Las Papayas y Cerro Verde. En una primera etapa se dotará del líquido vital a las familias de Horno de Pan y El Muyuyo y progresivamente a las demás comunidades.

Miriam Molina aseguró que la dotación de agua tendrá un impacto directo en su economía familiar, porque destinaba más de USD 45 mensuales para la compra de agua potable a través de tanqueros. «Estoy muy emocionada que aún no puedo creer que nuestro sueño se haya cumplido. Tener agua significa tener una nueva vida en la que diremos adiós la escasez y limitaciones, dijo mientras su mirada y sonrisa complementaban sus sentimientos de felicidad.

José Medina solo espera vivir más años para aprovechar y disfrutar de las bondades que traerá el líquido vital a su vida y a la de su familia. «Ahora podremos ahorrar en la compra del tanquero de agua mensual y utilizar ese dinero en otras cosas. Gracias a la promesa cumplida del Alcalde vamos a poder sembrar, trabajar y vivir mejor, porque el agua es todo», finalizó.

El alcalde Patricio Zambra Macías dijo que “la dotación de agua potable es pagar esta deuda histórica con los residentes de comunidades que han padecido por no contar con este servicio y derecho, especialmente mujeres y niñas que, como ustedes saben son las responsables del aprovisionamiento del más del 80% del agua para los hogares que se ubican en áreas en los que existe desabastecimiento”.

En esta iniciativa se sumó el esfuerzo y compromiso de los miembros de la Fundación Ingenieros en Acción, cuya misión identificar, planificar, formular y ejecutar acciones de desarrollo integral y sostenible para mejorar la calidad de vida a favor y beneficio de sectores tradicionalmente excluidos de la sociedad ecuatoriana.

La meta de la actual administración de para el 2023, es que el 90% de todos los residentes de Rocafuerte tengan agua de calidad.