CONCEJO MUNICIPAL APRUEBA ORDENANZA PARA PROMOVER SIEMBRA Y PROTECCIÓN DEL ARBOLADO URBANO DE ROCAFUERTE

El Concejo Municipal, liderado por el alcalde Patricio Zambrano Macías, aprobó por unanimidad en segunda y definitiva instancia la Ordenanza que regula la Siembra, el Cuidado y la Preservación del Árbol como un bien importante para la naturaleza y la Vida en Rocafuerte. La normativa destaca a los árboles del centro urbano como parte del patrimonio verde y natural del cantón por sus aportes al embellecimiento de calles y veredas, así como por sus servicios ambientales para la mitigación del cambio climático.
La ordenanza establece un marco regulatorio de protección del arbolado urbano mediante la determinación de medidas precautorias, preventivas y correctoras con el fin de proteger el patrimonio natural; conservar la biodiversidad, mejorar el paisaje urbano y rural y así contribuir a mejorar la calidad de vida de los rocafortenses. Igualmente promueve la siembra de especies nativas en aceras, parterres y espacios públicos.
El cabildo gestionará la habilitación de un vivero y la dotación de plantas para la realización de proyectos de reforestación y arborización impulsados por la autoridad ambiental municipal y los ciudadanos. Queda prohibida la tala de árboles de cualquier especie, salvo casos excepcionales en los que se evidencie que su presencia atente contra la seguridad y vida de los ciudadanos, edificaciones públicas y privadas o redes para la prestación de servicios básicos.
La ordenanza que fue propuesta por el concejal Ciro Párraga Espín, incluye aportes de los jóvenes y de la ciudanía en general, mismos que fueron recogidos durante el proceso de socialización.
El edil Párraga, quien lleva adelante la campaña Adopta un Árbol, indicó que a través de la presente ordenanza se busca proteger y contribuir al medio ambiente con la siembra y preservación de árboles.
En el caso de infracciones administrativas leves a la ordenanza se consideran como la no reparación de daños infringidos a las especies durante un accidente de tránsito, colocación de objetos extraños en su tronco o ramas, y la pintura con cualquier material. En estos casos se aplicará una multa equivalente al 10% de un salario básico unificado.
Las infracciones graves, como talar un ejemplar arbóreo sin el respectivo permiso, serán sancionadas con una multa del 30% de un salario básico unificado. Las personas naturales o jurídicas que incurran en infracciones muy graves, como la destrucción de un ejemplar del arbolado público urbano incluido en el inventario patrimonial, enfrentarán una multa equivalente al 60% del salario básico unificado.
Los ciudadanos podrán, en cualquier momento del proceso sancionatorio, solicitar voluntariamente la sustitución de la sanción pecuniaria relativa a la infracción administrativa por horas de trabajo comunitario.